Focaccia Clásica

Focaccias clásicas italianas súper tiernas, con orégano y hierbas provenzales

Las Focaccias son casi como comer pizza pero sin necesidad de echarle toppings. Son ese pan esponjosísimo de la cocina italiana, cortado en tiras y que suele llevar cebolla, tomate o incluso aceitunas, pero que no lo necesita porque están de muerte si se hacen bien. En nuestro país han adquirido fama por una cadena de restaurantes italianos que las sirven y triunfan con ellos, pero esto no es un invento nuevo.

El caso es que yo soy de pizza, pero de pizza esponjosa, que se note el pan y que se note la miga. Muchos estaréis pensando que qué guarrada que eso no es pizza ni es na’, pero es que a mi me vuelve loca. He hecho mil y un inventos de salsas sin tomate par adaptar mis pizzas, pero siempre se me antoja la pizza a las tantas de la noche y lo que menos me apetece es ponerme a pelar calabacines para hacerme tomate frito sin tomate (ya os contaré esta historia y esta receta un día de éstos; ahora no es momento).

Así que mi gran salvación son las focaccias, que mezclas un poquito de aceite con orégano y alguna hierba más y te queda un pan que ríete tú de las cadenas de comida rápida domicilio. Además, exceptuando el tiempo de reposo (que te lo puedes saltar a la torera, claro está, pero la esponjosidad ni se le acerca) son rápidas y comodísimas de hacer.

Focaccias clásicas italianas súper tiernas, con orégano y hierbas provenzales

FOCACCIA CLÁSICA

  • Sirve: 4
  • Level: 1 focaccia

Ingredientes

MASA

  • 180 gramos agua templada
  • 350 gramos harina de fuerza
  • 1/2 cucharadita sal
  • 10 gramos levadura fresca
  • 30 gramos aceite de oliva

ACEITE AROMATIZADO

  • 65 gramos agua templada
  • 65 gramos aceite de oliva
  • 2 cucharaditas sal
  • 1 cucharadita hierbas provenzales
  • 1 cucharadita orégano

Instrucciones

  1. En un vaso, mezcla el agua con el aceite, la sal y la levadura. Remover hasta que la levadura se deshaga por completo.
  2. En un bol grande, echar la harina y la mezcla del vaso. Con una rasqueta, mezclamos hasta que podamos usar las manos.
  3. Acabar amasando hasta que la masa sea elástica.
  4. Dejar levar durante 30 minutos.
  5. Amasar ligeramente la masa para que recupera su forma.
  6. Estirar con la ayuda de un rodillo y dar forma rectangular. Poner sobre una bandeja de horno (con papel de hornear) y dejar levar otros 30 minutos.
  7. Clavar el dedo bien en toda la superficie de la masa para evitar que se hinche.
  8. Mezclar en un vaso los ingredientes del aceite aromático y untar por encima de la masa.
  9. Hornear a 200º durante unos 10-15 minutos.
  10. Dejar enfriar y cortar en tiras.

Focaccias clásicas italianas súper tiernas, con orégano y hierbas provenzales

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *